Menestra de verduras

Originales recetas de menestra de verduras

Menestra de verduras con jamón

Menestra de verduras con jamón

Si hay una comida que odiaba de pequeña, era la menestra. Ese conjunto de verduras sin sabor que me deprimía y me fastidiaba el día. Pero casualmente, era el plato preferido de mi madre, y le ponía más a menudo de lo que yo habría preferido.

Claro, ¡era tan saludable y tan recomendable que los niños comiesen verduras! que nuestras madres lo intentaban todo, disfrazarlas con otros ingredientes o ponerle cara sonriente. Y ni con esas.

Pero además de en casa, también lo suelen poner en los comedores escolares y en los campamentos de verano, más de una vez me lo tuve que tragar yo.

Pero las cosas cambian con el paso del tiempo y la gente comienza a apreciar la menestra, como ha sido mi caso. Ahora me la como sin problemas, pero tampoco es que sea mi plato favorito.

Hablando de la menestra de hoy, hay una receta que es muy popular en mi región, y es la menestra palentina. Esta versión se elabora con trozos de cordero y verduras rebozadas, por lo que de ligera no tiene nada, por eso tiene tanto éxito.

Es perfecta para cualquier tipo de comida, tanto como un plato entrante, o como principal, y algunas personas incluso han comenzado a servirlo como una tapa.

Ingredientes (4-6 porciones):

  • 1/2 kilo de alcachofas
  • 1/2 kilo de guisantes
  • 1/2 kilo de zanahorias
  • 1 kilo de patatas
  • 100 gramos de jamón cortado en taquitos
  • 1 cebolla blanca
  • 125 gramos de harina para todo uso
  • Medio vaso de vino blanco
  • Una pizca de pimentón dulce
  • Sal, a nuestra elección
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Preparación de la receta

  1. Cuece las alcachofas en agua hirviendo hasta que la carne salga de sus hojas fácilmente. Escúrrelas y resérvalas.
  2. Pela las patatas y pícalas en dados no muy grandes. Haz lo mismo con las zanahorias y la cebolla.
  3. En una sartén grande, calienta el aceite a fuego medio y añade la cebolla picada, las patatas y las zanahorias. Deja que se sofrían durante varios minutos, hasta que estén tiernas, removiendo de vez en cuando para que se hagan por todos los lados.
  4. Incorpora las alcachofas y los guisantes, remueve los ingredientes y deja que se cocinen unos minutos más.
  5. Añade el pimentón, la harina y el vino blanco y cuece a fuego lento durante unos minutos, hasta que el vino casi se haya consumido.
  6. Sazona con sal y cuando estén todos los vegetales tiernos, incorpora los taquitos de jamón. Remueve y sirve en platos individuales.