Menestra de verduras

Originales recetas de menestra de verduras

Menestra palentina

Menestra palentina

La menestra es un plato irreemplazable en cualquier cocina de Navarra, y se puede encontrar preparada con diferentes combinaciones de vegetales, hortalizas y verduras.

La utilizan como guarnición para las carnes, los pescados, o como plato principal. La más famosa de ellas es esta menestra palentina, elaborada con pencas de acelgas, coles de Bruselas, zanahorias, alcachofas, judías verdes, guisantes, coliflor, cebolla, espárragos, jamón y huevo cocido.

También se le pueden poner unos trozos de carne de ternera, de cerdo o de cordero, pero eso ya sería un plato principal en vez de acompañamiento.

Estos son los ingredientes necesarios para 4 personas:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • 150 gr de pencas de acelgas
  • 100 gr de coles de Bruselas
  • 1 zanahoria, peladas y picadas
  • 2 alcachofas
  • 150 gr de judías verdes
  • 250 gr de guisantes
  • 150 gr de coliflor
  • 1/2 lata de pimientos rojos asados
  • 1 cebolla, pelada y picada finamente
  • 3 espárragos en conserva
  • 100 gr de jamón cortado en taquitos
  • 1 huevo cocido
  • 150 ml de vino blanco
  • Sal
  • Huevo batido y harina (para rebozar las verduras)

¿Cómo preparar la receta?

Vierte un chorro de aceite en una olla amplia y ponlo a calentar a fuego medio. Pela y pica la cebolla finamente y sofríela en el aceite durante 5 minutos. Sazónala con sal.

Pela y pica la zanahoria en cuadraditos y añádela a la olla con la cebolla, haz lo mismo con el ajo y deja que se sofría todo durante 5 minutos más.

Vierte un poco de vino blanco y deja que se cocine a fuego lento hasta que las verduras estén blandas. Agrega el jamón y los guisantes y remueve el guiso. Si es necesario, añade más sal.

Mientras se cocina, se hierven las verduras con agua y sal ( las pencas, las coles de Bruselas, las alcachofas, las judías y la coliflor) por separado justo hasta que tengan una textura al dente. Hay que hacerlo por separado ya que cada una tiene un tiempo de cocción distinto. Una vez que estén al dente, resérvalas.

Prepara dos platos (con huevo batido y con harina), y reboza las verduras cocidas (más los espárragos), primero en harina y luego en huevo. Fríelas en abundante aceite caliente y sácalas cuando estén doradas a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso.

Pon la mezcla de cebolla, zanahoria, ajo, jamón y guisantes sobre una fuente para servir, y coloca encima las verduras rebozadas. Adórnalo con los espárragos rebozados, el huevo cocido y unas tiras de pimientos asados.

Sírvelo en caliente.